sarro-clinica-dental

Te lo explicamos.

El sarro es uno de los elementos que más puede poner en riesgo nuestra salud bucodental.

El sarro aparece cuando se nos acumula excesivamente la placa bacteriana.

Es la principal culpable de la aparición de las enfermedades e infecciones bucales de todo tipo, aparte de dañar la estética de tus dientes.

El sarro es la calcificación de la placa bacteriana. Cuando la placa bacteriana no se elimina bien, aparece una película de color amarillento.

Cuando llegamos a este punto es difícil que lo puedas eliminar con técnicas de limpieza en casa.

La única forma es la limpieza profesional en clínica que se realiza por el odontólogo o por la higienista dental.

Existen dos tipos de sarro, dependiendo de dónde se acumule;

-Supragingival. Aparece sobre el diente. Se elimina a partir de técnicas de limpieza profesional con técnicas de ultrasonidos.

-Subgingival. Se acumula debajo de las encías y puede dar lugar a bolsas periodontales. Puede llegar a dañar los dientes, produciendo movilidad y enfermedad periodontal (Periodontitis). Se elimina mediante técnica de curetaje dental, también conocido como raspado y alisado radicular.

Las consecuencias de no eliminar este cálculo pueden llegar a ser muy negativas:

  • Desde una sonrisa poco estética: Los dientes irán perdiendo color, tiñéndose de tonos amarillentos, marrones hasta grisáceos.
  • Mayor probabilidad de caries: el sarro va dañando el esmalte dental permitiendo que las bacterias vayan produciendo una caries.
  • Enfermedad periodontal: el cálculo dental está detrás de la presencia de las

enfermedades periodontales (la gingivitis) que puede ser reversible con las técnicas adecuadas y la periodontitis que es irreversible. Si la enfermedad no se trata y avanza perderemos el diente.

Es la peor consecuencia que podemos tener.

  • Sensibilidad en los dientes al frio y al calor.
  • Y un mal aliento (halitosis) al no eliminar bien las bacterias producidas por los alimentos de comida estos hacen que tengamos un mal olor en la boca.

Si notas que las encías están inflamadas y te sangran consulta con un profesional para diagnosticar y tratar el origen.

Para prevenir la aparición de sarro te recomendamos:

  1. Acudir a tus revisiones periódicas al odontólogo donde te darán las pautas que necesitas.
  1. Cepillarte los dientes todos los días. Tres veces al día después de las comidas.
  1. Utilizar hilo dental para eliminar bacterios bajo las encías o zonas de difícil acceso.
  1. Muy importante limpiarse la lengua ya que suele ser la gran olvidada.

Si tienes cualquier duda consúltanos sin compromiso en Resurrección María de Azkue 10 de San Sebastián.

943 029 000

www.bentaberriclinicadental.com

info@bentaberriclinicadental.com

Tratamos tu salud dental para que no pierdas tu sonrisa.

Clínica dental Benta Berri tu clínica de confianza en Donostia San Sebastián